Los 7 grupos de colores de los gatos persa

Los hermosos y exuberantes gatos persa son unos de los más codiciados por los amantes de los felinos, no solo por su apariencia, sino por su notable inteligencia. Estos animales son originarios del antiguo Persia (actualmente la República Islámica de Irán), aunque los ejemplares actuales se desarrollaron en Inglaterra.

Para hablar de su apariencia en concreto, que es el hecho por el que más gustan, es importante resaltar que los colores de los gatos persa son los que definen el grupo al cual pertenecen, existiendo un total de siete:

Gatos persa sólidos

colores del gato persa

Con colores sólidos nos referimos al negro, blanco, chocolate, azul, rojo, lila y crema. La condición para que se consideren dentro de este grupo, además del tono, es que no presenten marcas, manchas o sombras a lo largo del pelaje.

Solo el gato persa sólido blanco varía el color de sus ojos entre cobre, azul y ambos colores, debido a lo que se conoce como heterocromía, pero todos los demás felinos para ser considerados de este grupo deben contar con los ojos color cobre.

Gatos persa plateados y dorados

colores del gato persa

Para este grupo, los gatos se definen no solo por los colores sino por un determinado patrón en el pelaje, y es que se observa que el pelo es incoloro en la parte inferior, mientras va tomando el matiz hacia la punta de la hebra. 

De acuerdo a las dimensiones coloreadas de cada pelo, se genera un efecto entre glaseado o sombreado en el animal, siendo este último mucho más pesado o denso.

Hay que recalcar que se subdividen en plateado chinchilla, plateado sombra, dorado chinchilla y dorado sombra. Asimismo, todos ellos poseen los ojos verdes o verde azulados.

Gatos persa sombreados y ahumados

colores del gato persa

Disponen de un efecto parecido al de los persa plateados y dorados, pues también tienen una capa inferior blanca y sobre esta es que se vislumbra el color específico, pero aquello que los distingue, es que al estar en movimiento el pelaje se abre y parece que los cubriera una sombra o humo.

Los colores de estos persa son rojo chinchilla, tortuga, crema chinchilla, azul crema, crema sombreado, rojo sombreado, azul crema sombreado, tortuga sombreado, azul ahumado, negro ahumado, rojo ahumado, crema ahumado, azul crema ahumado y tortuga ahumado. A esto se le añade que sus ojos son únicamente cobre.

Gatos persa atigrados

colores del gato persa

Los únicos dos persa atigrados aceptados como raza son el caballa y el clásico. Partiendo de ahí, tenemos que los atigrados clásicos disponen de marcas tipo collar en el pecho y el cuello, con anillos en sus patas y colas, remolinos al nivel de las mejillas, una M en su frente y otra cantidad considerable de líneas y manchas que se extienden en ojos, cabeza, columna, hombros, estómago y pecho.

Por otro lado, el gato atigrado caballa cuenta con la gran mayoría de las marcas del atigrado clásico. Sin embargo, se observa un patrón similar a la espina de pescado en el área de la columna, así como círculos en lugar de líneas en los laterales y hombros.

Los colores que se pueden hallar tanto en clásicos como en caballas, son rojo, marrón, azul, crema, chocolate, lila, rojizo, crema rojizo, plateado, azul plateado, marrón parcheado, azul parcheado, chocolate parcheado, lila parcheado, plateado parcheado y azul plateado parcheado.

Hay que destacar que también se le conoce como tabby y, aunque casi todos los ejemplares de este grupo tienen los ojos cobre brillante, hay excepciones en los atigrados plateados, pues a veces nacen con ojos verde o avellana.

Gatos persa particolor

colores del gato persa

Estos gatos persa cuentan con ojos de color cobre brillante y algunos suelen ser el resultado del cruce genético con ejemplares de otros grupos o subgrupos, catalogándose a su vez en los del tipo caparazón de tortuga, caparazón de tortuga achocolatado, azul crema y lila crema.

Los de caparazón de tortuga por lo general son negros con manchas rojas, aunque también los hay con zonas rojizas mezcladas. Estos tienen un patrón concreto y su color predominante es el negro, mientras que los de caparazón de tortuga achocolatado, el chocolate reemplaza al negro, aumentando el contraste con el rojo y provocando que los ejemplares luzcan mucho más claros.

En el caso del azul crema provienen del persa caparazón de tortuga, pero son gatos alterados genéticamente a nivel de coloración, razón por la cual predomina el color azul y el crema es algo más recesivo, siendo por su lado el lila crema, un felino que se origina del persa Himalaya, en el cual se observan áreas entremezcladas o bien algunas manchas, en ambos casos los tonos son entre crema y rosado.

Gatos persa bicolor y calico

colores del gato persa

Como su nombre lo indica, son gatos que poseen dos colores a lo largo de pelaje. Una condición indispensable es que el blanco se haga presente al menos en el hocico, pecho, patas y en la parte inferior. Mientras que las manchas no tienen un patrón específico y debería notaste una V invertida y blanca ubicada en la frente.

Respecto a los colores, hay que decir que se incluyen todos los sólidos, así como los particolor, atigrados y ahumados, pero los persa dorados y plateados no entran en esta categoría o grupo.

Gato persa Himalaya

colores del gato persa

Proviene del cruce entre los siameses y los persa, y se ha tornado el más popular de esta raza de felinos, ya que en su manto se observa en colores como el rojo, gris, chocolate, azul y lila, tonalidades que solo se presentan en el rostro y extremidades.

Adicionalmente, dispone de matices que van del beige al blanco, y se distribuyen por todo su cuerpo. Sus ojos siempre son de un tono azul claro, con la pupila bastante amplia y oscura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario