8 Consejos útiles para pintar una puerta

hace 10 meses · Actualizado hace 10 meses

Pintar una puerta puede ser una tarea difícil a primeras, pero gratificante y relativamente sencilla, al igual que pintar rejas, más si se siguen ciertos consejos y técnicas adecuadas.

Una puerta bien pintada va a mejorar considerablemente el aspecto de una habitación o entrada, además de proteger la madera contra el desgaste y la humedad.

Índice
  1. Preparación inicial
  2. Limpieza y desmontaje
  3. Reparación de imperfecciones
  4. Lijado en la superficie
  5. Aplicación de cinta de carrocero
  6. ¿Qué color vas a escoger?
  7. ¡Empezar a pintar la puerta!
  8. Capas delgadas y secado

Preparación inicial

Antes de comenzar a pintar, asegúrate de contar con todos los materiales necesarios, es decir, tener una pintura de calidad para puertas, brochas y rodillos adecuados, lija de grano fino, cinta de carrocero, trapos y papel de periódico para proteger el suelo.

Limpieza y desmontaje

pintar

Limpia bien la superficie de la puerta para eliminar polvo, suciedad y grasa acumulada. Si la puerta tiene pomos, manillas o cerraduras, desmóntalos antes de empezar para evitar mancharlos con pintura.

Reparación de imperfecciones

Revisa la puerta en busca de imperfecciones como grietas, agujeros o astillas. Si el caso es que los tiene, rellénalos con masilla para madera y lija suavemente hasta que la superficie quede uniforme.

Lijado en la superficie

Tomate el tiempo de lijar toda la superficie de la puerta con papel de lija de grano fino. El lijado ayudará a que la pintura se adhiera mejor y eliminará cualquier capa de pintura anterior que esté descascarillada.

Aplicación de cinta de carrocero

Si la puerta tiene vidrios, pomos o manillas que no pudiste desmontar, cubre cuidadosamente estas áreas con cinta de carrocero para protegerlas de la pintura, y es que al final, valdrá la pena este cuidado.

¿Qué color vas a escoger?

Las puertas no deberían pintarse de colores como morado, azul, naranja, u otros llamativos, salvo para cuestiones específicas. Los mejores colores para puertas son, el blanco, beige, marrón, negro y tonos oscuros.

¡Empezar a pintar la puerta!

Utiliza una brocha de calidad para pintar los bordes y las áreas más difíciles, como los paneles de la puerta. Luego, emplea un rodillo de espuma o pelo corto para aplicar la pintura en el resto de la superficie de la puerta, pintando con trazos largos y uniformes en la misma dirección de la veta de la madera.

Capas delgadas y secado

Consejos útiles para pintar una puerta

Es preferible aplicar varias capas delgadas de pintura en lugar de una capa gruesa, tal como al pintar paredes, dejando secar completamente cada capa antes de aplicar la siguiente. Sigue las indicaciones del fabricante en cuanto a los tiempos de secado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir