¿Qué colores evitar en los dormitorios?

La psicología del color nos dice que los colores son capaces de transmitir diferentes emociones según sea el mismo y el nivel de exposición, por lo tanto, los colores afectan más de lo que se pueda pensar en principio.

Es por ello que resulta clave saber escoger los colores para dormitorios, teniendo en cuenta aquellos que no son recomendados, y cuales son los más ideales:

¿Cuáles son los colores que evitar en los dormitorios?

Para tener sentido de pertenencia con respecto a los dormitorios, es normal que las personas se dediquen a personalizar el mismo de distintas maneras, pero hay que evitar determinados colores al pintar:

Cuidado con los rojos

colores a evitar dormitorios

Todos los tonos de color rojo, sobre todo los más vibrantes, deben dejarse de lado. La razón de ello tiene que ver con que este es un activador del sentido de alerta, lo que va en contra de la tranquilidad que se busca al irse a dormir.

No a los colores estridentes

colores a evitar dormitorios

Los colores como amarillo, naranja, verde, fucsia, entre otros, en su versión estridente, son revitalizantes, es decir, que aportan energía. Sin embargo, el exceso de energía hará del descanso todo un reto al momento de acostarse en la cama.  

Ni negro ni gris

colores a evitar dormitorios

Si bien el negro y el gris son considerados como colores elegantes, aplicados en las paredes o con gran presencia en los dormitorios tendrán efectos negativos.  

Son colores tan oscuros que llegan a hacer sentir a las personas tristes y deprimidas, acentuándose dichos sentimientos cuanta menos iluminación hay. 

¿Qué colores son más apropiados para los dormitorios? 

Para que un dormitorio sea funcional, es fundamental entonces no solo contar con el mobiliario adecuado para ello, sino igualmente apuntar a una buena estética en pro de la conciliación del sueño:

Apuesta al blanco

colores para dormitorios

El color blanco es uno de los colores que va bien en todos los espacios sin importar cual sea, como la sala, los salones, la cocina, el baño, y claro, el dormitorio.

Estamos hablando de un color que aporta iluminación y que se ve bien parcial o totalmente en las paredes, por lo que un dormitorio de blanco no será la excepción.

Colores pasteles

colores para dormitorios

La gran mayoría de los colores cuentan con su versión pastel, caracterizándose por ser mucho más suaves que los convencionales. Lo mejor es que funcionan bien tanto en habitaciones de niños, como jóvenes y adultos.

Elementos naturales

colores para dormitorios

En el feng shui los colores como beige, terracota o café, pertenecen al elemento tierra, mientras que los verdes al elemento madera, y los azules al elemento agua.

Son todos colores naturales que se pueden adaptar bien a los dormitorios, generando sensaciones relajantes, que son más que positivas para las habitaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario