Mejora tu Curriculum Vitae con un toque de Color

Normalmente se utilizan dos colores para la presentación de la hoja de vida al buscar empleo; blanco por el fondo del papel y negro para el color de las letras. Sin embargo, añadir un toque extra de color puede hacer una diferencia positiva.

Se pretende con esto reflejar más personalidad, destacando por sobre los otros gracias a un aspecto tan sencillo como saber jugar con los colores del curriculum.

Color más ideal para tu curriculum vitae

  • Azul. Las tonalidades del azul suelen asociarse con seguridad y frescura, así como seriedad con un estilo moderno.
  • Verde. A primeras simboliza la esperanza y aprobación, sin dejar de lado el progreso y la estabilidad que aportará.
  • Amarillo. Destaca por sí solo gracias a que es un color brillante, enérgico y feliz, lo que gustará a quienes lo vean.
  • Marrón. Es un color más neutral que puede verse bastante serio, que se considera al mismo tiempo clásico.
  • Gris. Con este se obtiene un color seguro que brinda algo de contrastes, asociado con la profesionalidad.

Otros colores opcionales para la hoja de vida

  • Rojo. Tiene la bondad de transmitir la pasión, energía y bastante rigor, dominando con gran facilidad.
  • Naranja. Está entre el rojo y naranja, por lo que se traduce como enérgico y bastante llamativo.
  • Rosa. Mayormente usado por las mujeres por ser de los más femeninos, el cual es igual a amabilidad y seguridad.
  • Morado. Tenemos con este un color que hace ver la disciplina, determinación y los buenos valores.

Recomendaciones para el color de tu CV

  • Es fundamental que el color blanco sea el predominante en todas las hojas, evitando cometer el error de prácticamente todo el CV sea del color que se supone es un toque.
  • En base a las sensaciones que transmiten los colores, es importante que escojas el tuyo no solo por lo que representa, sino igualmente porque te identifiques.
  • Agregar una gran cantidad de colores al curriculum, tiene un efecto adverso del que se busca, ya que resta seriedad desde la perspectiva del empleador.
  • De agregar un cuarto color, obviando el blanco y negro, asegúrate de hacerlo en menor medida y que exista un contraste entre ambos como lo hacen el azul y naranja.
  • Hay que tener cuidado con colores como el rojo y naranja, porque pueden ser visualmente ruidosos.
  • Los colores suaves como lo son el rosa y morado son vistos como infantiles cuando abarcan gran parte de la hoja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario